La Diáspora de Facebook

En los últimos meses Facebook ha realizado modificaciones sustanciales a sus políticas de privacidad. Buscando un modelo de negocios rentable ha comenzado a ofrecer información privada para obtener publicidad personalizada. Empresas como Microsoft y Yahoo entre otras han logrado acuerdos para leer información de los perfiles y customizar sus sitios web.

También las aplicaciones y juegos han ganado terreno, con nuevas APIs para acceder a la relaciones que se generan entre los usuarios, buscando reflejar la actividad de los usuarios dentro de si mismas.

Este acceso a costumbres, gustos, actividades y relaciones privadas es el sueño de todo vendedor y publicista. Una empresa puede saber exactamente los gustos sobre entretenimiento, edicación, trabajo, lugares de encuentro y cada día nuevos detalles a medida que Facebook amplía sus funcionalidades. Sumando a esto la necesidad de Facebook de presentar un plan de negocios rentable, la tentación es demasiado fuerte como para evitarla.

Con un panorama Orwelliano para la red social más grande del mundo, un grupo de jóvenes desarrolladores y estudiantes universitarios de Nueva York decidieron proponer una alternativa. Una red social abierta, administrada por todos, de código libre y que permita asegurar la privacidad de los datos. Para esto propusieron el proyecto en un sitio incubadora de ideas y en pocos días obtuvieron casi 30.000 dólares, casi el triple de lo que planeaban.

La red Diaspora propone descentralizar la red, con servidores independientes, comunicaciones seguras encriptadas y políticas de protección de la información. Mediante código libre cualquier persona puede ampliar la red, modificarla o mejorarla a gusto.

Ya en su etapa de incubadora el proyecto enfrenta desafíos enormes, como la necesidad de contar con una plataforma madura y sólida capaz de competir con Facebook. Este proceso le ha llevado años a las redes sociales y puede ser un camino lento. Además, la resistencia de las principales redes a la integración puede ser un obstáculo insalvable. La migración a la Diáspora puede ser descartada si los usuarios no cuentan con herramientas fiables para migrar sus perfiles, fotos, videos, etc. Una gran masa de usuarios ya se encuentra completamente integrado y acostumbrado al uso de Facebook. Será un desafío lograr una migración real más allá de unos pocos aventureros…

Actualización: Las donaciones han superado los 115.000 U$S, con casi 20 días mas para donar.

Autor: nrodriguez

Comparte este artículo en