La impersonalización de la identidad visual

La impersonalización de la identidad visual

De la ignorancia al apocalipsis del diseño

 

¡Señoras y Señores! Estamos ante la presencia del fin del diseño como se lo conoce.

Una disciplina enfocada a comunicar, responder a un objetivo y público determinados.

 

En un futuro, no muy lejano, tan sólo quedarán plantillas de stock, logos de 5 minutos, y la infinidad de recursos gráficos para utilizar. De más está decir, infinidad de recursos que utilizará la marca A, B y Z.

 

En un mundo globalizado, al que día a día estamos expuestos a una infinidad de contenido, ocurre que abunda una pésima información, que nos vende ideas que sólo gustan a quien está buscando algo similar a “Los 5 pasos para diseñar tu marca”.

 

Lamentablemente, anuncios como estos, nos hacen pensar que el diseño gráfico, hablando mal y pronto, es una pelotudez. Seguido de que la identidad visual y corporativa de una empresa puede resumirse a un logo de stock, totalmente impersonal, o a la “plantilla de diseño” donde todos los banners que se ven luego terminan siendo iguales.

Triste señores, triste.

 

Por otra parte la moda, que no sólo afecta al código de vestimenta, también ha llegado al diseño gráfico y sus derivados. Lo que es tendencia, a la larga, termina siendo moda.

Como norma se expande a la velocidad de la luz entre los diferentes rubros digitales ocasionando así que un año vemos todo logos en degradé, otro año flat, y este “minimalistas” y cada vez con menos elementos.

Y en consecuencia, llegamos a la impersonalización de las marcas.

 

Se opta por lo obvio, lo aceptado, lo políticamente correcto, y las empresas terminan siendo instituciones alienadas a la moda que, en vez de reforzar su identidad y diferencial, terminan siendo un producto más de la góndola.Simétricas e iguales a las empresas de al lado con el objetivo de seguir vigente con el cliente.

 

El error aquí está en perder el carácter y la personalidad.

Se olvidan que entre 20 personas vestidas todas de trajes iguales, el que esté sin corbata hará la diferencia.

 

La posible solución a este problema no es dejar de utilizar los recursos, no seamos hipócritas. La solución es hacer uso de estos recursos de manera inteligente y creativa en favor a la suma de valor de una marca. Y para esto, los “5 pasos pasos para diseñar tu marca” no existen.

Sobre el Autor /

soporte@trepcom.com

Dejar comentario

#SEGUÍNOS EN INSTAGRAM