Marie Curie – Una mente prodigiosa

Un día como hoy, pero de 1867, nacía en Varsovia, Polonia, una de las mentes más brillantes de la historia de la humanidad, Maria Salomea Sklodowska, conocida como Marie Curie.

 

En una época difícil para estudiar siendo mujer, la influencia de sus padres fue fundamental.  Su madre, maestra de escuela, la estimuló desde pequeña para formar su carácter firme, de su padre, profesor de física y matemática, heredó la pasión por el estudio de las ciencias.

 

Marie estudió en Varsovia hasta el año 1891, cuando debió emigrar a Francia para seguir su formación. La Rusia Zarista de la época prohibía a las mujeres acceder a estudios superiores.

 

Ese mismo año se inscribe en la universidad de Soborna y cambia su nombre por Marie.

Vive tres años muy duros en París, casi sin dinero, con hambre y frío, en una pequeña habitación alquilada en una pensión.

 

A pesar de las dificultades, dos años más tarde obtiene la licenciatura en física, y un año después el mismo título en matemáticas.

 

 

En 1894 conoce al profesor Pierre Curie, con quien se casa al año siguiente.

 

Montando un improvisado laboratorio en su casa, y conviviendo con su primer embarazo, el matrimonio Curie logrará en ese tiempo descubrir los secretos de la radiactividad que pondrán los cimientos de la física moderna.

 

En 1903 ambos obtienen el premio Nobel en física, y en 1904 nace su segunda hija, Eve. Pocos años después muere Pierre Curie, por problemas de salud relacionados con la radiación de los elementos que manipulaban.

 

En 1910 le asignan a Marie Curie la cátedra de física de Soborna, convirtiéndose en la primer mujer que dicta clase en esta prestigiosa universidad.

 

En 1911 recibe su segundo Nobel, esta vez en química, consagrándose como la primera persona que gana dos premios Nobel.

 

A los 67 años Marie Curie fallece a causa de la leucemia que le provocó la exposición a la radiación.

 

En una época terriblemente machista, siendo inmigrante, madres de dos hijos, trabajadora, estudiante, emprendedora, Marie Curie no solo fue uno de los científicos más grandes de la humanidad, también es una fuente de inspiración para todos.

 

Sobre el Autor /

soporte@trepcom.com

Dejar comentario

#SEGUÍNOS EN INSTAGRAM