Charlas SMDUY Gabriel Pereyra – Enredados

Charlas SMDUY Gabriel Pereyra – Enredados

Gabriel comenzó la charla contando una anécdota de su niñez.
“En mi barrio pasaba un señor el cual cambiaba botellas de vidrio por pollitos, recuerdo haber pasado horas jugando con alguno de esos pollitos que había cambiado por alguna que otra botella. Especialmente recuerdo un dia en el cual estaba jugando y mi hermano vino con una espada de plástico y lo golpeó. Seguramente si esto hubiera ocurrido en otros tiempos seríamos famosos, hubiéramos salido por toda la red, en la página de algún diario y hasta quizás en uno de esos programas de debate.” dice, comparando con el conocido caso de los chicos de nueva palmira que mataron a una perra.

Hace no mucho tiempo atrás nuestra única fuente de información eran los periodistas, la única manera de la que podías obtener información era a través de una estación de radio o de un canal de televisión, ahora gracias a internet sabemos que esto ya no es así.
 

¿Entonces por qué aún hay periodistas?

Gabriel nos explica cual es su trabajo. Primero que nada un periodista es quien decide qué información es de interés público o privada y si la misma es digna de ser publicada.
 

¿Pero cómo se define esa fina línea entre lo que es de interés público o privado?

Allí es donde comienza el problema, estamos en un momento cumbre del exhibicionismo de la humanidad, incluyendo sus momentos más privados. “Ya no es solo el anormal que cuelga en internet la dirección de donde viven unos pibes que le pegarle a una perra para lincharlos, violando todas las normas legales, éticas y morales”. Estamos viviendo un fenómeno en el cual la propia gente se expone, podríamos decir que estamos experimentando lo que sería el fin de la privacidad. Esto nos hace plantearnos las siguientes preguntas:
 

¿Dónde están los límites?

Estamos manejando dos conceptos distintos lo que es de interés público y lo que le interesa al público, ya que no siempre lo que le interesa al público el periodista lo considera de interés público, pero cada día notamos más la fuerza que la opinión pública ejerce.
 

¿Quién tiene el poder?

Esta claro quien tiene el poder de la información, pero la información puede ser tan filosa como un bisturí. Mucha gente detrás del anonimato logra salir impune de sus acusaciones. Entonces está en nosotros el decidir lo que no publicar dentro de todas las cosas que se encuentra en ese océano de información en el que vivimos.
Muchas veces el público es quien ejerce tal presión social alegando que los medios están vendidos, esto se da en un contexto social que promueve la promiscuidad informativa.
 

¿Entonces qué nos aportan periodistas?

El trabajo de los periodistas es aportarnos lugares de certeza informativa, es decir nos crean un lugar de seguridad para que estemos tranquilos de que lo que estamos leyendo o escuchando es legítimo. Eso es lo que diferencia una información de la otra, la que es verificada, la que es legítima de la que no.
Ahora los periodistas son más importantes que nunca, la Internet no llego para hundir al periodista sino para hacerlo resurgir ya que son los valientes que se zambullen en el inmenso océano de la información para separar lo que realmente vale la pena de lo que no.
 

Charla por: @Gabrielhpereyra
Más detalles del Evento: www.socialmediaday.com.uy  @smdayUY  #SMDUY

Sobre el Autor /

soporte@trepcom.com

Dejar comentario

#SEGUÍNOS EN INSTAGRAM