Charlas SMDUY Una relación entre la verdad y la mentira – Ana Laura Pérez

Charlas SMDUY Una relación entre la verdad y la mentira – Ana Laura Pérez

 

Una relación entre la verdad y la mentira

La charla de Laura comenzó comentando la polémica de la mordida de Suárez y las repercusiones que tuvo en las redes sociales. La creación de imágenes con fines cómicos con la cara del jugador hasta que apareció la foto del hombro mordido del jugador italiano Giorgio Chiellini. en la que comparaba la foto real de la mordida con una que había sido editada con photoshop

Fin del periodismo

Oímos constantemente que las redes sociales han llegado para ponerle fin al periodismo, pero este tipo de comunicación exacerbada como en el caso de Suárez es lo que intentan evitar los periodistas, que no veas esa foto editada como una noticia, no con fin de esconderla sino simplemente porque no es la verdad.

Laura continúa contando una anécdota curiosa: “Una de las cosas más importantes que mi marido me enseñó es a comprar ananá, ya que a diferencia de otras frutas como la manzana o la banana, al comprar ananá no es tan fácil darte cuenta si esta en mal estado o no”.
Según cuenta, al comprar un ananá debes olerlo, si el olor es dulce o ácido y le tiras de las hojas con el resultado de que la hoja se desprende fácilmente es porque está madura. Claramente es una habilidad que se debe ir perfeccionando con la práctica.

Imaginemos por un momento que un ananá representa la información y que ustedes les pagan a los periodistas para clasificar ananás, considerando que ellos cuentan con habilidades para poder hacerlo con mayor eficacia que ustedes mismos. Ahora imaginemos que es el Siglo XX y que al ir a la feria hay un cajón lleno de ananás, pasas una hora mirándolas y la que te parece que esta mejor te la llevas. Ahora viajemos al Siglo XXI con Internet, en vez de encontrarnos con un cajón de ananás nos encontramos que en toda la feria solo se venden ananás, cuadras y cuadras de la fruta. Gracias a las redes sociales en el tiempo en que un periodista huele una sola de las frutas, les aparece un nuevo contenedor de ananás por delante para procesar, pero claro nadie quiere pasarse todo el día oliendo lo mismo ya que todos queremos hacer otras cosas. Entonces les pagamos a los periodistas por clasificar en nuestro lugar. Pero esto también requiere confianza en los periodistas en que van a clasificar correctamente, lo cual hacemos ya que sabemos que ellos se dedican a eso. De aquí la idea de la especialización que sigue vigente.

¿Como debemos agendar a los contactos?

A continuación en su exposición mostró varios tweets de jugadores de fútbol, pero en realidad habían algunos de esos jugadores que no contaban realmente con una cuenta de Twitter personal. Así descubrimos un nuevo trabajo que también tienen los periodistas, saber si esa persona tiene cuenta de twitter y si la tiene quién se la maneja (puede o no ser el futbolista en cuestión), ya que eso es parte de lo que se le informa a la gente. Hoy en día en la agenda de nuestro celular además del nombre y teléfono debemos anotar si tiene cuenta de Facebook o de Twitter, ya que es un canal tanto o más valido que el número de teléfono.

Como contra parte a todo este trabajo nuevo al cual el periodista debe adaptarse, las redes sociales ayudan a entender al público en general, ayudan a darse cuenta que quizás interesa algo que se suele poner en la última página del diario, que a la gente le interesa saber cosas que para los periodistas están en un segundo plano y que no necesariamente deben ser menos importantes que lo que dice un político. Por lo general estas cosas no suelen ir en las portadas de los diarios aunque son de interés masivo y en los medios tradicionales es imposible darse cuenta a tiempo para poder reaccionar.

¿Todo lo que se ve en las redes sociales es real?

Uno de los axiomas de Internet aprendido a golpes es que no todo lo que se refleja en las redes sociales es real, desde la chica que se produce para la foto de perfil hasta los que lo utilizan simplemente para colgar cosas triviales, en ningún lado uno muestra cosas que no quieren que vean de uno. Solo mostramos material previamente seleccionado.

Para terminar, Laura muestra dos publicaciones, la primera es sobre la ley en contra del maltrato animal, fue compartida más de 2500 veces y más de 3000 le dieron me gusta y según estadísticas la leyeron 7500 personas. Es decir que al menos la mitad de los lectores les dieron me gusta.

La segunda publicación se trataba sobre el nuevo canal erótico uruguayo, a la noticia la leyeron 58000 personas pero únicamente 325 le dieron me gusta y 50 compartieron la noticia. Claramente se debe a que no todos quieren compartir ese tipo de cosas en su muro de facebook, entonces ¿Hasta qué punto lo que esta en las redes sociales es la verdad?

Debemos considerar que las redes sociales tienen una parte de la verdad que no era posible ver y que es una nueva fuente de información. Los periodistas deben aprender a utilizarla como tal, pero es fundamental saber que no es fiel reflejo de la realidad.

Charla por: @PerezAnaLaura
Más detalles del Evento: www.socialmediaday.com.uy  @smdayUY  #SMDUY

Sobre el Autor /

soporte@trepcom.com

Dejar comentario

#SEGUÍNOS EN INSTAGRAM